miércoles, marzo 16, 2005

La nueva pasión por el culturismo

Veo con preocupación que muchos de vosotros, queridos compañeros, os habéis apuntado al gimnasio con la esperanza de modelar vuestros cuerpos para el verano. "Mens sana in corpore sano", dirá alguno.

Creo que la posibilidad de consagraros en cuerpo y alma al culturismo es poco realista, y quizás no encontréis los resultados tanto académicos como físicos que deseáis.

También debo advertiros de la poca confianza que me inspiran los batidos de proteínas, aminoacidos, creatina y otros "suplementos" que os intentarán vender.

En cualquier caso, he creído importante colgaros dos imágenes de referencia para vuestra reflexión. Quiero que penséis sobre donde esconde el tío de la primera foto su frasco de hormonas y sobre las proporciones del segundo. Os iré añadiendo más.